Publicidad

Análisis Técnico: Las Tendencias (2ª Parte)

En la primera parte hemos definido a la tendencia como la dirección en que evoluciona la cotización de un activo cualquiera con el paso del tiempo, y hemos visto que puede ser alcista, bajista o lateral.

Veamos ahora cómo dibujar las lineas de tendencia en la cotización de los activos.  Para ello utilizaremos siempre una linea recta a la que llamamos directriz.  Las directrices pueden ser alcistas o bajistas.

Directriz alcista.  Debemos trazar una linea recta que una, al menos, dos mínimos crecientes.  Una vez trazada la linea en función de esos dos mínimos, ésta se prolonga en el tiempo y actuará como si se tratase de un soporte.  En el ejemplo, he señalado tres mínimos crecientes, pero la linea está trazada en función de los dos primeros.  Puede verse claramente cómo actúa de soporte de la cotización.  El ejemplo utilizado corresponde al precio del oro desde 2008 hasta hoy.

Directriz bajista.  Debemos trazar una linea recta que una, al menos, dos máximos decrecientes.  Una vez trazada la linea en función de esos dos máximos, ésta la prolongaremos en el tiempo y actuará como si se tratase de una resistencia.  El ejemplo utilizado corresponde al par EUR/USD entre el 4 y el 14 de marzo del presente año.

Podremos dibujar todas aquellas directrices que deseémos, siempre en función del plazo que deseémos analizar.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *