Publicidad

Figuras chartistas: el rectángulo

Es una figura chartista de consolidación de tendencias. El rectángulo se produce cuando la cotización de un valor determinado oscila entre dos líneas parelelas horizontales que se producen por la unión de un soporte en la parte inferior y de una resistencia en la parte superior. Si la tendencia anterior a la formación del rectángulo era alcista, al confirmarse la figura, la cotización saldrá al alza presumiblemente, mientras que si la tendencia anterior era bajista, entonces la cotización seguirá descendiendo una vez confirme esta figura chartista.

El rectángulo se confunde con movimientos laterales de las cotizaciones, pues ésta puede mantenerse durante bastante tiempo oscilando entre el soporte y la resistencia mientras el mercado se mantenga en equilibrio. Cuando se ha roto el soporte la curva de cotizaciones desciende y cuando rompe la resistencia entonces saldrá al alza. Es el momento de entrar en el valor correspondiente. Para confirmar el momento de entrada o salida es prudente esperar, como se suele hacer habitualmente en otras figuras, a que la cotización supere o baje en un 3% el valor de la resistencia o del soporte. Si ésto se produce, es normal que asistamos a un pull back antes de la subida o la bajada definitiva.

El precio objetivo será igual a la suma de la cotización en el punto de soporte o resistencia más la distancia que hay entre ambas. En el ejemplo de la gráfica, el valor oscila entre un soporte de 15 y una resistencia de 17 euros. Caso de romper la resistencia al alza, el precio objetivo que podría esperarse sería de 17+(17-15)= 19 euros. Si lo que rompe es el soporte a la baja, entonces el precio objetivo sería de 15- (17-15) = 13 euros.

Rectángulo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *