Publicidad

Índices de Producción Industrial y Capacidad Utilizada

En este artículo vamos a dar un descanso al análisis técnico y al estudio de las diferentes pautas y características de la teoría de Elliott, y vamos a poner nuestra atención en analizar aquellos índices y datos que por su importancia acostumbran a mover mercado.  Datos que acostumbran a dotar al mercado de cierta volatilidad tanto antes como después de ser conocidos, y que nos obligan a estar muy alerta si en ese momento mantenemos alguna posición abierta, ya sea larga o corta, o estamos esperando a conocerlo para adoptar una u otra posición especulativa.

En este caso vamos a profundizar en el conocimiento del Índice de Producción Industrial y en el Índice de Capacidad Utilizada.  Ambos se dan de forma conjunta, y por su importancia el mercado les presta una gran atención.   Estos Índices, además, están muy estrechamente vinculados a la situación económica general.  De hecho, en situaciones de recesión o de crisis, la Capacidad Industrial Utilizada tiende a disminuir, mientras que en momentos de fortaleza económica aumenta la Producción Industrial y también la Capacidad Industrial Utilizada.

La base para la confección de estos dos Índices es el “Informe de Producción Industrial y Capacidad Utilizada“, también conocido como “Informe G17 de la Reserva Federal“.  Este Informe presenta los datos sobre la producción nacional de los sectores de manufacturas, minería y servicios públicos.  El Informe recoge quince tablas, las cuales muestran los valores del mes en curso para los diversos índices de producción industrial y de capacidad utilizada, las revisiones a los valores de los meses previos, los cambios porcentuales intermensuales y las tasas anuales y trimestrales de crecimiento.  La organización de estos datos recogidos da lugar a los Índices de Producción Industrial y Capacidad Utilizada.

La diferencia fundamental entre ambos Índices radica en que el Índice de Producción Industrial mide el volumen físico de la producción de varias industrias y mercados, mientras que el Índice de Capacidad Utilizada muestra qué parte de la capacidad de producción nacional está implicada en la creación de esa producción.

Debemos tener claro que los Índices de Producción Industrial miden la cantidad de producción, y no su volumen en dólares, que se fija en relación a un año base cuyo valor es 100.  Por ejemplo, un valor de 109 nos estaría indicando que la producción de ese mes ha sido un 9% más elevada que la media del año tomada como base.  El Índice de Producción Industrial (construido a partir de 295 componentes tales como el cobre, los ordenadores o la madera) está directamente vinculado al ciclo económico.  Cada una de las recesiones identificadas desde 1950 ha coincidido con una caída  pronunciada de la tasa de crecimiento a doce meses de la producción industrial.  Este Índice muestra, además, una fuerte correlación con el PMI publicado por el Institute for Suply Management (ISM).  Un análisis de esta correlación sugiere que cuando el PMI está en 50, el Índice de Producción Industrial avanza a una tasa anual aproximada del 2%.

En cuanto a la Capacidad Utilizada, el objetivo es medir lo cerca o lejos que está el sector manufacturero de funcionar a plena capacidad.  Para ello, el informe utilizado contiene la capacidad y la tasa de capacidad de ochenta y cinco industrias.  El grado de utilización de la capacidad total sirve, por lo tanto, para intentar verificar o adivinar tendencias en la producción, en la actividad económica en general, en las condiciones de las empresas manufactureras y en la inflación.

La Capacidad Utilizada por la industria estadounidense en el mes de Abril fue del 76,9%.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *