Publicidad

La formacion de cuñas

Las cuñas son figuras chartistas que nos avisan de cambios de tendencias. Su formación es similar a la del triángulo, con la diferencia de que las líneas que delimitan la cotización siguen la misma dirección. Es decir, tanto la línea de soporte, como la de resistencia, o son ascendentes o son descendentes ambas al mismo tiempo. Paralelamente, el volumen desciende a medida que se va formando la figura técnica.

La interpretación es que al formarse una cuña ascendente, la cotización terminará por romper a la baja. Ésto es, las líneas de soporte y resistencia serán ascendentes, el volumen descenderá, y finalmente, la cotización romperá a la baja la línea de soporte con un volumen en ascenso.

Cuña descendente 

En el caso de una cuña descendente, las líneas de soporte y resistencia descienden, el volumen baja, y cuando llega el momento, la cotización del valor rompe la resistencia al alza con un crecimiento de volumen.

 Cuña ascendente

Será el momento de la ruptura de la línea de soporte o de la de resistencia cuando hayamos de tomar las medidas de compra o venta que creamos oportunas, porque ese momento será la señal más fiable en el caso de formación de cuñas. Decimos ésto porque la fiabilidad en el caso de las cuñas no es alta; no es una figura técnica que deba utilizarse por sí sola, porque ha habido casos en que la ruptura es al contrario de lo que podría suponerse. Lo que sí hay que hacer es que, en el momento de romper la línea correspondiente, nosotros nos movamos siguiendo ese último movimiento.

Es decir, si rompe la línea de soporte, independientemente de que la cuña sea ascendente o descendente, esa será una buena oportunidad de venta. Si, al contrario, rompe la línea de resistencia, sea una cuña ascendente o descendete, entonces tendremos una clara señal de compra.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *