Publicidad

Pautas de Impulso Terminales

Hasta ahora hemos visto cómo las pautas de impulso, para ser consideradas como tales, deben cumplir varios requisitos.  En primer lugar deben de existir cinco tramos u ondas, tres de estas ondas deben tener el mismo sentido, tras la primera onda viene una segunda onda en sentido contrario y de menor tamaño, la tercera onda ha de ser más larga que la segunda, tras la tercera onda de nuevo viene una cuarta onda más pequeña que la anterior y de sentido contrario, y para finalizar habrá una quinta onda que siempre ha de ser más larga que la cuarta.

También hemos visto que en una pauta de impulso ha de darse el cumplimiento de la regla de igualdad y de la regla del solape.

¿Cómo podemos distinguir, entonces, una pauta de impulso de una pauta de impulso terminal?  Las pautas de impulso terminales cumplen todas las reglas necesarias para la construcción de una pauta de impulso, a excepción de una de ellas: la Regla del Solape.  En las pautas de impulso terminales, la onda 2 y la onda 4 se solapan.

En las pautas de impulso, además, cada una de las tres ondas que empujan en el mismo sentido constituyen a su vez una pauta de impulso completa cada una de ellas.  Es decir, que las ondas uno, tres y cinco son a su vez pautas de impulso (ver dibujo inferior).  Mientras que en las pautas terminales nos encontramos con la característica de que esas ondas no son a su vez pautas de impulso, sino pautas correctivas.

Es altamente improbable que nos encontremos con pautas terminales con extensión de tercera o quinta (la onda más larga), y generalmente nos encontraremos con pautas terminales con extensión de primera onda.  A la hora de especular de tomar una decisión inversora en función de estas pautas deberemos tener en cuenta la línea 2-4.  Esta línea debe unir el final de la onda 2 con el final de la onda 4.  En el momento en que esta línea 2-4 sea perforada los precios deberán retroceder hasta el origen de la onda 1.

Esta perforación deberá producirse empleando como mucho el mismo tiempo (generalmente será menos) que el que utilizó la quinta onda en desplegarse y completarse.

Asimismo, toda la pauta debe ser retrocedida empleando menos tiempo que el que tardó en completarse.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *