Publicidad

Stop loss y stop loss dinámico

El stop loss es una orden de venta que se utiliza para minimizar las pérdidas cuando hay una tendencia bajista prolongada, mediante este procedimiento se obliga a vender cuando el precio de una acción alcanza un valor determinado.

El objetivo del stop loss es poner un limite a las pérdidas, y se realiza por lo general en los niveles de resistencia, en las directrices alcistas o en los precios psicológicos.

El concepto de stop loss dinámico es semejante al anterior aunque tiene una diferencia conceptual importante, en este caso se utiliza cuando hay una tendencia alcista y se quiere obtener el mayor beneficio posible, se fija como precio de venta el de cierre de dos sesiones anteriores y cuando termina la tendencia alcista y cambia la tendencia se vende a dicho valor de esa manera al no vender anticipadamente se obtiene una ganancia mayor y solo dejamos de ganar las subidas de los últimos dos días.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *